Aplicar

En primera persona: la ingeniera trotamundos que hizo dos bootcamps

Como mujer en la comunidad de Le Wagon no hay ninguna diferencia. Es un contexto en el que somos pocas y es genial poder estar cambiando eso. En general las ciencias duras son más ocupadas por hombres, así que, en mi caso desde mi carrera anterior estoy metiéndome en espacios masculinos, creo que el desarrollo web y Le Wagon es un mundo abierto para todos.

En primera persona: la ingeniera trotamundos que hizo dos bootcamps
Alumni destacado Nadia Salmen Full-stack Developer en MVP Invest Más sobre Nadia
Comparte el artículo

En primera persona: la ingeniera trotamundos que hizo dos bootcamps



En mi otra vida estudié ingeniería industrial, hice un máster en logística y como que cumplí todos los pasos de una carrera “exitosa”. Soy de Rosario, viví en Pehuajó, estudié en Inglaterra y me fui mudando siempre por nuevas oportunidades laborales que me permitieron crecer un montón personal y profesionalmente. En el laburo me fui tirando más para el lado de planeamiento corporativo y ahí empecé a desarrollar herramientas para la toma de decisiones que me coparon.
En realidad, me gustaba desarrollarlas, pero no ser quien las usara. Tenía que ir a muchas reuniones que me aburrían y no me veía creciendo en un puesto gerencial que no me interesaba realmente. Entonces dije: bueno, tengo que patear el tablero, empezar otra cosa y reinventarme.
Yo estaba muy segura de lo que quería hacer. Pero cada vez que lo comentaba con distintas personas me decían que estaba loca, que no podía tirar toda la carrera que ya había hecho. Fue chocarme contra esas opiniones y tratar de explicar qué era lo que quería. Siempre estuve segura de que, así como me había ido bien en lo anterior, también me iba a ir bien en esto aunque tuviera que empezar de cero.

Cambio de vida 

Quería tener un trabajo que me permitiera crear cosas nuevas, soluciones y sí o sí hacerlo de forma remota. Yo había estudiado programación en la carrera y después había trabajado más con Business Intelligence, pero nada que ver. Empecé a hacer unos cursos por mi cuenta para redescubrir si me gustaba. Hasta que un día yendo a Rosario viajé con un chico que estudiaba en el IAE, donde está el bootcamp de Business & Technology de Le Wagon y me contó de la escuela.
Averigüé, hablé con Nico y Sebas que me dijeron que se hacía mucho hincapié en que íbamos a aprender a crear nuestro propio producto y me copó.
Como el año pasado no estaba el programa de Data Science empecé con el bootcamp de Web Development. Me volví a encontrar con la programación, me resultó un mundo muy nuevo y me gustó mucho. Al mismo tiempo, es como que todavía me cuesta, me parece súper desafiante y sigo aprendiendo muchísimo todos los días.

Las ventajas de Le Wagon 

Hice el programa part-time que si bien es mucha carga horaria, está distribuido en más semanas. Mientras, seguí trabajando. Antes había hecho cursos sola, aunque es difícil darse cuenta si realmente te gusta o no. El plan de Le Wagon es genial. Vas rápido, pero ves todos los temas y siempre tenés a alguien para preguntarle. Mismo después del bootcamp o con cosas del trabajo podés recurrir a la comunidad. Eso no te lo da un curso. No es un lugar simplemente para aprender, sino que te da la posibilidad de abrirte al universo de desarrollar tu propio producto. Me parece que otros no tienen ese enfoque. No solo las herramientas de programación y de gestión de un proyecto tecnológico, sino también el respaldo de la comunidad.
El bootcamp me dio la posibilidad de ser muy versátil y de hacer distintas cosas. Si quiero puedo estar dando clases como TA, programando mi propia app o participando en otros proyectos. Es la flexibilidad que buscaba, que no me daba mi carrera y que me permite estar donde quiero.
Obviamente que me queda un montón de camino por recorrer, pero estoy contenta y convencida de lo que hice.

De web developer a data science

Yo terminé el bootcamp en agosto del año pasado y me quería ir a vivir a Europa. Todavía no pude irme, así que empecé a buscar trabajo en febrero y conseguí en menos de dos semanas de Full Stack. Como además quería aprovechar que me quedé en Argentina y tenía ganas de meterme con la parte de datos, empecé el bootcamp de Data Science que terminaré en octubre. La combinación de web y data está bueno porque se pueden crear productos basados en datos. Te tiene que gustar mucho la matemática y tener una base de programación, pero si te gusta estar analizando datos, recomiendo hacer los dos.
Como mujer en la comunidad de Le Wagon no hay ninguna diferencia. Es un contexto en el que somos pocas y es genial poder estar cambiando eso. En general las ciencias duras son más ocupadas por hombres, así que, en mi caso desde mi carrera anterior estoy metiéndome en espacios masculinos y al contrario de lo que me había pasado antes, creo que el desarrollo web y Le Wagon es un mundo abierto para todos.
¿Quieres saber más sobre nuestros Bootcamps?
Go further illustration

¿Te apuntas a nuestro Bootcamp?

Estamos en 44 ciudades de todo el mundo.

Laptop illustration